Y llegó el 2013….

Y llegó el 2013….

Parece mentira cómo pasa el tiempo… Repasando este año que dejamos atrás, me parece que al final no ha estado tan mal. A pesar de las circunstancias en las que vivimos y que a todos nos afectan, creo que no me puedo quejar de cómo me han ido las cosas. Lo bueno de tener una memoria de pez como la mía y sobretodo selectiva, es que nunca te acuerdas de casi nada con lo que es muy fácil quedarse sólo con lo bueno. Y eso es lo que he decidido hacer.

Así que a este nuevo año que acabamos de estrenar, lo único que le pido es que sea como mínimo igual que el pasado. Pero sobretodo, que seamos felices, porque al fin y al cabo, es lo único que cuenta.

Y como dicen los chicos de Mr Wonderful….

Anuncios