Bruja de Halloween… seguimos con los amigurumis

brujita_crochet

Ésta es mi última creación resultado de la fiebre crochetil que me ha entrado este mes. Me apetecía mucho hacer esta brujita porque a la pequeña tortuga ninja le han empezado a dar miedo las brujas, gracias a la del cuento de Blancanieves…

El patrón es de Lanas y Ovillos y es muy facilito y rápido de hacer.

Haciéndole esta brujita le he podido explicar que también hay brujas buenas… y se lo ha creído tanto que ahora quiere disfrazarse de bruja para Halloween. También ha ayudado un libro muy bonito sobre Halloween que le regalamos para su cumple, donde la niña protagonista se disfraza de bruja buena y guapa, eso lo añado yo cuando lo leemos para darle más énfasis a lo de la bondad de algunas brujas 😉

Me encanta que me vea cómo hago todas estas cosas. Se queda muy atenta y concentrada mirando cómo hago cualquier manualidad, pidiendo explicaciones y queriendo ayudar a hacerlas. Y como el tema de “coser” le motiva mucho le compré una aguja de ganchillo azul más grande para que ella pueda “hacer que cose” mientras yo voy tejiendo a la vez…

Me parece muy importante que mi tortuga ninja, vea a sus padres disfrutar haciendo cosas con las manos, ya sea haciendo scrap, ganchillo, cosiendo el bajo de un pantalón, horneando galletas, arreglando algo roto… que toque lana, hilos, papeles, tijeras, tornillos…

Todas estas cosas son como la lectura, si los peque te ven a ti disfrutar de un libro ellos lo harán también y me parece fundamental intentar incentivar a los peques a hacer cosas por sí mismos y a sentirse después orgullosos de sus creaciones. Hacerles partícipes de tus aficiones e incluirlos en lo que haces, dejándoles un espacio para que ellos mismos creen algo y vean que también pueden hacerlo.

Murcielaguito de crochet… o esa era la intención

Llevo unas semanas que me ha dado por hacer crochet. Desde que mis compañeras de trabajo quisieron aprender me ha vuelto a picar el gusanillo por los amigurumis, así que pensé en hacer un par o tres con temática de Halloween.

El primero, fue una calabaza que ya enseñé aquí, pero que quedó tan mona que la dejé tal cual. Para el segundo quise hacer un murciélago y encontré un tutorial en Amigurumi Food que me pareció bastante asequible para mi técnica y me puse manos a la obra, pero el resultado ha sido totalmente un NAILED IT… un CRAFT FAIL… un DESASTRE, vamos…  Me da hasta vergüenza enseñarlo….

He editado un poco la foto para ver si así quedaba más mono, pero ni con esas…

murcielaguito

Nota: Spooky Bat significa murciélago espeluznante… que es lo que es el pobre

Por qué a veces es tan difícil que las cosas queden bien?? porqué??

 

DIY: Calabazas de Crochet

Calabaza_crochet

La semana pasada, hicimos un mini taller de Crochet en la oficina. Mis compañeras querían aprender a hacer Amigurumis y nos pusimos manos a la obra. Lo pasamos muy bien y reímos aún más.
Cada una escogió un patrón y la intención es ir haciéndolo poco a poco cada una cuando pueda e ir ayudándoles con los puntos, problemas, dudas, que vayan surgiendo. Al final las convertiré en crafters de pro!!  🙂

Por mi parte, quería hacer alguna cosa relacionada con Halloween. Estuve mirando brujas, fantasmas, calabazas y al final me decidí por estas últimas. Me gustó tanto el patrón que encontré que decidí dejarla tal cual y hacer alguna más después,  ya sí, especial para Halloween.

El patrón lo saqué de Lanas y Ovillos. Aunque ponga que se hace en 45 minutos yo tardé bastante más, no soy experta y aunque no llevo mal ritmo no veo factible hacerlo en tan poco tiempo, al menos con mi nivel. Eso sí, lo acabé mientras veía dos capítulos de una serie con lo que no está nada mal, creo.

A ver si me animo y hago alguna adaptación para Halloween!

SuAmi: miniaturas de crochet

Me encanta hacer amigurumis de crochet. No me quedan especialmente bonitos, todo hay que decirlo, pero de vez en cuando hago algún animalito. Por eso, cuando vi estos muñequitos tan minis hice la ola a sus creadores porque son chulísimos No me imagino el trabajo que ha de tener para que queden tan bien.

Son de SuAmi, una familia de 5crafters que viven en Vietnam. El nombre de la tienda Su Ami, es el apodo de la más pequeña de la casa, una niña de 10 añitos a la que le encantan los animales y que es la inspiración de toda su família.