Jugando con Hama Beads

taller1

Hace un par de meses fui con la Tortuga Ninja a un taller de Hama Beads a la tienda de comics de mi pueblo, que aunque se considere ciudad, para mi seguirá siendo siempre un pueblo, pero desde hace unos meses con tienda de comics propia, Riutori!! Inaudito! Cuando la vi por primera vez casi lloro de emoción… Y casi casi lo sigo haciendo cada vez que voy y veo que no han cerrado, porque no nos engañemos, hay que ser muy valiente para abrir una tienda de cómics en las circunstancias en las que nos encontramos, y que además, permita a sus dueños vivir…

Pero a lo que iba… La peque se lo pasó tan bien poniendo piezas y haciendo figuritas que antes de irnos compramos un pack…. y ahora somos adictas. A ella le ha pasado lo mismo que con el washi tape… amor/obsesión a primera vista… con lo que tengo que tenerlo todo escondido para evitar tener beads hasta en la comida!!! En cuanto a mí… bueno, qué decir, me engancho a todo…

hama1

Para quienes no los conozcan, los beads, son unas piezas cilíndricas que se colocan en una base para ir formando figuras. Después, para unirlas entre sí, se planchan colocando un papel sulfurizado por encima. Una vez se enfrían las piezas, éstas quedan unidas y rígidas. Las hay de diferentes tamaños pero nosotras usamos las Maxi que son para niños pequeños.

El caso es que tenía ganas de probarlo y el taller fue una excusa excelente. Después de haber hecho ya unas cuantas figuras creo que es un juego bastante positivo para la tortuga ninja. Por qué? pues porque la obliga a concentrarse (y estarse quieta más de cinco minutos seguidos) para hacer las formas, coger el color correcto y ponerlo donde toca. Me parece que estimula mucho su creatividad, el razonamiento y la capacidad visual. Pero sobretodo me gusta porque ella sola es capaz de hacer figuras por sí misma sin que nadie tenga que ayudarla.

Para navidad le regalaron un pack de beads midi (los de tamaño intermedio). Con éstos se consiguen figuras más definidas pero son para niños más mayores y necesita un poco de ayuda (la flor la hizo con su papi), así que de momento seguirá con el tamaño grande… pero no importa, porque los midi ya me los he adjudicado para mí… ja!

hama2

Anuncios

Manualidades de Navidad: Paisajes Nevados

paisajes nevados1

Este puente quise aprovechar los días de fiesta para hacer manualidades con la tortuga ninja. Me gusta ese momento de estar las dos juntas haciendo algo, es genial.

Hace un par de años vi en algún blog que habían hecho unas bolas de nieve (en realidad no sé cómo llamarlas) e hice nota mental para hacerlas algún día. Como supuse que a la tortuga ninja le gustaría el tema me decidí a hacerlas este año con unos paisajes navideños. Así podríamos hacer también un regalo a los abuelos y a mi prima por su cumpleaños.

paisajes nevados2

La verdad es que es muy fácil de hacer, no tiene ningún misterio, aunque con una niña de tres años de por medio consideré tomar algunas precauciones, como por ejemplo que el bote fuera de plástico y  en el interior no le pusimos agua… llamadme cobarde pero no me atreví… además, la peque ya se quedó conforme viendo como caía la nieve si le daba la vuelta, con lo que asunto resuelto.

paisajes nevados3

1.- Hacemos una base de cartón y la pegamos en el interior de la tapa. Así, damos un poco de altura para que la base del paisaje quede justo en la línea de la tapa y no se vea hundido. En el caso de que la tapa sea bajita y no haga falta altura, recomiendo también pegar una base de cartón ya que así la decoración quedará mejor pegada que sobre el plástico.

2.- Pegamos el árbol, el algodón, las setas y el muñeco. Dejamos secar.

3.- Ponemos nieve en polvo (la de los belenes) en el bote con cuidado (ojo no le deis la vuelta porque se caerá al suelo!!!  quien avisa no es traidor…) y cerramos con cuidado la tapa.

4.- Por último decoramos el exterior. Nosotras le pusimos cintas, cascabeles, una seta y una rama con bolas de rojas que encontré por ahí.

Todo lo que usamos, a excepción de los botes, es de Tiger (bendito sea!).

Me gustó mucho hacer estos paisajes nevados y a la peque también. Se siente muy orgullosa cuando hace cosas que luego puede regalar y decir que las ha hecho ella misma. Y es que quedaron unos paisajes muy bonitos!! 🙂

Manualidades con niños: Calabazas de Halloween

pumpkin_facesOK

El año pasado, con la intención de entretener un rato a mi hija y a la de mi amiga y así empezar a hacer manualidades con ellas, les preparé una para hacer la noche de Halloween. Me basé en el Kit que proponía Delipapel, para Halloween pero la adapté un poco para intentar que fuera un poco más divertida.

En Delipapel proponían hacer calabazas a partir de unas lámparas de papel pero yo le añadí un libro muy gracioso para elegir las caras que les pondríamos a nuestras calabazas, Mix’Em Up, Pumpkin Faces for Halloween . Desafortunadamente no puedo poner el link porque han cerrado la página de dónde lo saqué…. una lástima, la verdad, pero con un poco de imaginación lo podemos hacer nosotros mismos.

Así que una vez, elegida la cara, se recortan las formas de los ojos, nariz, boca, etc en cartulina negra y las pegamos en la lámpara. En nuestro caso, como no encontré lámparas de papel naranjas, las forramos con papel de seda. Y así, casi que mejor, porque después si los niños son en plan destroyer la puedes reutilizar para hacer otra manualidad del estilo en Navidad.

Creo que quedaron muy graciosas y las niñas aunque no prestaron mucha atención, todo hay que decirlo, se lo pasaron bien y luego sirvieron para decorar la casa. La de la pequeña tortuga ninja aún sigue, un año después, en su habitación 🙂

Dibujando emociones

Hace un tiempo me di cuenta de que cuando la pequeña tortuga ninja dibujaba, le costaba un poco expresar las emociones cuando hacia caras. Reconocía perfectamente las emociones (contento, enfadado, sorprendido, etc)  pero no sabía cómo dibujar una sonrisa o una boca de enfado. Así que a principios de verano dedicamos un día a aprender a dibujar emociones.

emociones_ositos

Primero, cogimos una especie de puzle que tiene desde muy pequeña donde hay que montar una familia de osos con diferentes caras y ropas, e identificamos las diferentes emociones que representaban cada uno de ellos. Después, intentamos imitarlas nosotros haciendo gestos con nuestras caras, lo que fue realmente divertido y dio juego para muchos días. Reímos mucho mucho, sobre todo con su “cara de loca” que no sabemos de dónde se sacó pero que fue totalmente espontánea…

También clasificamos las caras de los ositos en función de la emoción agrupándolas en una hoja donde había dibujadas diferentes caras con diferentes expresiones.

Y por último, empezamos a practicar cómo dibujar sonrisas y bocas enfadas, primero siguiendo curvas de puntitos y después, ya dibujando caras propiamente dicho.

Me sorprendió lo rápido que asociaba cada cara a una emoción concreta y sobretodo la capacidad de esfuerzo que demostró para aprender a hacer las líneas curvas que tanto le costaban al principio. Qué orgullosa estaba de sí misma cuando le salían bien!!

Fue una actividad que al hacerla en familia quedó muy divertida y cumplimos el objetivo de sobras. Y la pequeña tortuga ninja más que contenta de vernos a nosotros practicar con ella. Precisamente por eso, porque estaba realmente contenta haciendo caras con sus papis, creo que en general, tenemos que esforzarnos más en hacer este tipo de actividades con nuestros peques. Sé que cuesta y que a veces es difícil, porque no nos engañemos, representa un esfuerzo para nosotros los padres. Un esfuerzo en pensar, preparar, organizar y tener un poco de gracia para que sean capaces de concentrarse en lo que estamos haciendo pero compensa. Compensa y mucho. Y ellos lo agradecen.

evolucion_dibujos2

  1. Abril 2013. Su primer dibujo figurativo. Es una Tortuga Ninja, con antifaz y todo.
  2. Abril 2013.  Otra Tortuga Ninja. Dibujó miles!
  3. Abril 2013. Mr Potato. Ya con todas sus extremidades.
  4. Mayo 2013. Cara más reconocible, con ojos, nariz y boca (pero sin expresión).
  5. Agosto 2013. Cara súper sonriente y contenta.

El Camí del Cel del Tibidabo

Hace unos días hicimos una “excursión” al Tibidabo. Creo que no miento si digo que hacia quizás más de 10 años que no iba. La verdad es que sigue estando igual que lo recordaba, con atracciones nuevas y algunos cambios, pero en esencia igual. Sobre el Tibidabo hablaré otro dia porque hoy me gustaría centrarme en una parte, que al menos para nosotros, era totalmente desconocida. Me refiero a El Camí del Cel.

Es una zona de acceso gratuito que está dentro del parque y que realmente está muy bien para ir a pasar la tarde, por ejemplo. Es un paseo por Collserola, donde hay algunas atracciones infantiles a las que puedes subir por un precio módico (2€, bastante más barato que las atracciones de la feria de mi ciudad, al menos, o comprar una entrada para todas que son unos 12€ ), con zonas de picnic, columpios y un súper parque de toboganes gratuito, que para nosotros, sin duda alguna, fue la “atracción” estrella de todo el Tibidabo.

Consiste en una estructura bastante grande con diferentes tipos de toboganes, para niños y adultos (la de veces que me llegué a tirar!!!!!), zona con cuerdas para escalar, etc. Todo muy orientado a que los peques puedan jugar solos pero los adultos también. Es muy muy recomendable y seguro que iremos más veces a divertirnos un rato!

Además, y como colofón, a media tarde hicieron una pequeña rúa con los personajes de Gerónimo Stilton donde los más peques literalmente alucinaron al verlos.

toboganes

toboganes2

A pesar de que fue un día duro por la calor mereció mucho la pena ir, sobretodo por la pequeña Tortuga Ninja, que se lo pasó en grande tanto en la zona de El Camí del Cel como en el Tibidabo.

Muy recomendable para los que estén en Barcelona este verano con niños!