Dibujando emociones

Hace un tiempo me di cuenta de que cuando la pequeña tortuga ninja dibujaba, le costaba un poco expresar las emociones cuando hacia caras. Reconocía perfectamente las emociones (contento, enfadado, sorprendido, etc)  pero no sabía cómo dibujar una sonrisa o una boca de enfado. Así que a principios de verano dedicamos un día a aprender a dibujar emociones.

emociones_ositos

Primero, cogimos una especie de puzle que tiene desde muy pequeña donde hay que montar una familia de osos con diferentes caras y ropas, e identificamos las diferentes emociones que representaban cada uno de ellos. Después, intentamos imitarlas nosotros haciendo gestos con nuestras caras, lo que fue realmente divertido y dio juego para muchos días. Reímos mucho mucho, sobre todo con su “cara de loca” que no sabemos de dónde se sacó pero que fue totalmente espontánea…

También clasificamos las caras de los ositos en función de la emoción agrupándolas en una hoja donde había dibujadas diferentes caras con diferentes expresiones.

Y por último, empezamos a practicar cómo dibujar sonrisas y bocas enfadas, primero siguiendo curvas de puntitos y después, ya dibujando caras propiamente dicho.

Me sorprendió lo rápido que asociaba cada cara a una emoción concreta y sobretodo la capacidad de esfuerzo que demostró para aprender a hacer las líneas curvas que tanto le costaban al principio. Qué orgullosa estaba de sí misma cuando le salían bien!!

Fue una actividad que al hacerla en familia quedó muy divertida y cumplimos el objetivo de sobras. Y la pequeña tortuga ninja más que contenta de vernos a nosotros practicar con ella. Precisamente por eso, porque estaba realmente contenta haciendo caras con sus papis, creo que en general, tenemos que esforzarnos más en hacer este tipo de actividades con nuestros peques. Sé que cuesta y que a veces es difícil, porque no nos engañemos, representa un esfuerzo para nosotros los padres. Un esfuerzo en pensar, preparar, organizar y tener un poco de gracia para que sean capaces de concentrarse en lo que estamos haciendo pero compensa. Compensa y mucho. Y ellos lo agradecen.

evolucion_dibujos2

  1. Abril 2013. Su primer dibujo figurativo. Es una Tortuga Ninja, con antifaz y todo.
  2. Abril 2013.  Otra Tortuga Ninja. Dibujó miles!
  3. Abril 2013. Mr Potato. Ya con todas sus extremidades.
  4. Mayo 2013. Cara más reconocible, con ojos, nariz y boca (pero sin expresión).
  5. Agosto 2013. Cara súper sonriente y contenta.
Anuncios

DIY: Sobre bordados para ocasiones especiales

Este verano, como tuvimos un par de bodas, me apetecía hacer algo un poco más especial para darles a los novios nuestro regalo. Recuerdo perfectamente el momento de abrir los sobres cuando yo me casé. Muchos de ellos, la mayoría, no tenían el nombre de las personas que nos lo dieron y me dio mucha pena porque me hubiera gustado saberlo para poder agradecérselo, ya que con los nervios de ese día, aunque te lo den en mano, después no te acuerdas de nada. El que sí que recuerdo, y que tengo guardado aún, fue el que me dio mi mejor amiga. Fue muy bonito y especial porque incluyó una foto de nosotras en una excursión que hicimos en el cole cuando éramos bien pequeñas… la llorera fue máxima al abrirlo. Así que como me hizo tanta ilusión aquel sobre, y como me emocionó tanto una sola foto (el dinero era lo de menos) pensé que con estas dos bodas tenía que hacerles también algo especial.

Así que hice unos sobres y me puse a bordarlos.

DYG2

Este fue el primero. Dibujé un esquema en una cuadrícula con los corazones y las letras que quería bordar y traspasé los puntos al papel. Una vez bordado, forré el interior con una hoja estampada, pegué los laterales con pegamento y lo llené de confeti. Adoro el confeti!

Al principio, sólo se iba a usar para poner nuestro regalo con lo que pensé que con pegar los laterales sería suficiente, pero después, pensamos que los amigos que quisieran podían meter también su regalo con lo que al final quedó un poco desbordado ya que no estaba hecho para que tuviera tanto grosor y tuve que improvisar una bolsa de papel, monísima por cierto, para poder meterlo dentro y evitar percances.

Dentro incluimos también una hoja del mismo estampado (bendito Tiger!!) y cada uno de los amigos les fuimos poniendo un mensaje. Al final quedó muy bonito y espero que se les saltara alguna lagrimilla también 😉

SYL2

Para la segunda boda, como ya sabía que tendríamos que meter el regalo de varias personas, estuve dando vueltas a cómo hacerlo para que no me ocurriera lo mismo que con el anterior. Y al final la idea de bordar todo el borde del sobre me la dio mi marido 🙂 y fue realmente muy acertada, porque le dio al sobre mucha estabilidad, evitó que se saliera nada y le dio un toque precioso.

Para esta boda, todos los regalos que hicimos fueron totalmente handmade, con lo que ya los iré enseñando por si pueden servir de inspiración a alguien.

Y se acabaron las vacaciones…

Las vacaciones ya acabaron para mí… Ay! qué rápido se pasan!

Este verano ha sido un poco diferente a lo que estábamos acostumbrados en los últimos años pero aun así creo que ha sido uno de los mejores. No hace falta irse lejos, coger aviones o hacer mil kilómetros en coche para ser feliz en vacaciones y sobre todo para sentir que estás de vacaciones.

Reconozco que al principio me costó un poco aceptar el hecho de que no me iba a ir a ningún sitio, ni cerca ni lejos, y que cuando me preguntaban donde iría me sentía con un poco de complejo de inferioridad. Mucha gente cree que si no te vas fuera de casa al menos unos días no son vacaciones. Yo soy (o era) una de ellas. Para mí las vacaciones no tenían sentido si no te ibas fuera, contra más lejos mejor, pero este año me he dado cuenta de que estaba equivocada. Claro que me encanta viajar y conocer sitios nuevos, como a la que más, pero sinceramente, han sido unas vacaciones geniales.

¿Por qué? Pues muy sencillo… hemos disfrutado a tope todos y cada uno de los días que hemos tenido… hemos hecho un montón de excursiones… hemos descubierto sitios que teníamos al lado y que no conocíamos… hemos hecho cosas que llevábamos mucho tiempo queriendo hacer… hemos dormido como nunca antes… hemos reído, cantado, bailado… hemos comido mucho mucho helado… hemos ido de compras… hemos tenido tiempo para nosotros dos solos, para nosotros tres solos, para estar con amigos, para estar con la familia… hemos celebrado cumpleaños… hemos ido a la Piscina, a la Playa, a Port Aventura, al Tibidabo, al Aquarium, al Cine, al Cosmocaixa, al Museu Dalí… hemos ido de Boda y Bautizo a Málaga… hemos pasado unos días geniales en Figueres con los mejores amigos (y sus padres más)… y me he puesto hasta morena!

¿Qué más se puede pedir? creo que no mucho, la verdad.

Así que estoy encantada con mis vacaciones de este año. Un poco apenada porque ya acabaron pero contenta porque aún quedan unos cuantos días de verano en los que poder seguir haciendo cosas.

Estoy feliz de haber aprovechado mis vacaciones al máximo aunque mi cabeza diga que aún podríamos haber hecho más cosas… Estoy feliz de haber compartido con mi hija su primera vez viajando en avión, su primera vez en la playa, su primera película de cine (Aviones, cómo no!)… Estoy Feliz, simplemente

Libros: Destroza este diario, Keri Smith

destrozaestediario

Creo que es el primer verano en que no abro ni leo un sólo libro. Sé que lo de “no tengo tiempo” es una excusa muy manida por lo que diré la verdad, este verano no me apetece leer ninguno. Es cosa rara en mí porque siempre encuentro alguno con el que pasar la tarde y teniendo en cuenta que tengo unos cuantos pendientes de leer en las estanterías, este año no he abierto ninguno, estoy desganada en cuanto a lectura se refiere.

No por ello pude dejar de comprarme hace unos días este libro, Destroza este Diario, de Keri Smith. Es verdad que no es propiamente un libro, si no más bien un cuaderno donde la autora nos invita a fomentar nuestra creatividad y potencial artístico proponiendo todo tipo de “ejercicios” o más bien “actos destructivos” que nos hagan perder el miedo a la página en blanco. Así pues, Keri Smith nos pide agujerear páginas, mojarlas, quemarlas, pintarlas, pegarlas, etc…..

No puedo negar que la idea me encanta y que hay algo de diversión prohibida en el hecho de destrozar las páginas de un libro simplemente por el placer de hacerlo, pero… seré yo capaz?

… yo que siempre he cuidado los libros como si fueran tesoros?… yo que tengo libros de cuando era pequeña impecables?… yo que dejaba los libros de colorear sin pintar para no estropearlos?…

…. Cómo voy a ser capaz de arrancar un página y meterla en la lavadora? … de quemar una hoja o de destrozar el lomo?… Sinceramente me parece algo imposible.

Y por eso me decidí a comprarlo. Porque después de darle algunas vueltas pensé que podría ser bueno para mí, para dejar de ser tan perfeccionista y cuidadosa, para romper mis límites respecto a lo que los libros representan para mí, para destrozar un libro y no sentirme culpable, y por que viendo el trabajo tan bonito y original de otros “destrozadores” de libros me pareció que no podía perderme el placer de hacerlo y disfrutar, experimentar y desarrollar mi creatividad e imaginación de una forma totalmente diferente.

Pero soy una cagada y aún no me he atrevido a hacer nada… creo que esta terapia es más necesaria de lo que pensaba!!!!!

Desde la editorial, han creado un hashtag #destrozaestediario donde poder colgar y seguir como han quedado los diarios, así como un grupo de Flickr donde colgar las fotos también. Merece la pena pasarse a verlo, hay verdaderas obras de arte!!!

Espero que en breve mi miedo escénico me deje empezar a destrozar el mío o más bien, a redecorar el mío.

El Camí del Cel del Tibidabo

Hace unos días hicimos una “excursión” al Tibidabo. Creo que no miento si digo que hacia quizás más de 10 años que no iba. La verdad es que sigue estando igual que lo recordaba, con atracciones nuevas y algunos cambios, pero en esencia igual. Sobre el Tibidabo hablaré otro dia porque hoy me gustaría centrarme en una parte, que al menos para nosotros, era totalmente desconocida. Me refiero a El Camí del Cel.

Es una zona de acceso gratuito que está dentro del parque y que realmente está muy bien para ir a pasar la tarde, por ejemplo. Es un paseo por Collserola, donde hay algunas atracciones infantiles a las que puedes subir por un precio módico (2€, bastante más barato que las atracciones de la feria de mi ciudad, al menos, o comprar una entrada para todas que son unos 12€ ), con zonas de picnic, columpios y un súper parque de toboganes gratuito, que para nosotros, sin duda alguna, fue la “atracción” estrella de todo el Tibidabo.

Consiste en una estructura bastante grande con diferentes tipos de toboganes, para niños y adultos (la de veces que me llegué a tirar!!!!!), zona con cuerdas para escalar, etc. Todo muy orientado a que los peques puedan jugar solos pero los adultos también. Es muy muy recomendable y seguro que iremos más veces a divertirnos un rato!

Además, y como colofón, a media tarde hicieron una pequeña rúa con los personajes de Gerónimo Stilton donde los más peques literalmente alucinaron al verlos.

toboganes

toboganes2

A pesar de que fue un día duro por la calor mereció mucho la pena ir, sobretodo por la pequeña Tortuga Ninja, que se lo pasó en grande tanto en la zona de El Camí del Cel como en el Tibidabo.

Muy recomendable para los que estén en Barcelona este verano con niños!