Receta: Mermelada de Cerezas

mermelada_cerezas

Me encantan las bodas. No lo puedo evitar. Y siempre me quejaba de que nadie de mi alrededor quería casarse. De hecho desde la mía propia (hace casi seis años) sólo había ido a una, así que cuando dos de nuestros amigos nos dijeron que se casaban la alegría no pudo ser más máxima (por partida doble, por ellos y por el hecho de ir de boda ;))

El problema vino cuando a una semana de la boda la tortuga ninja cogió el último virus. La madrugada de antes del gran día, tuvimos que salir de urgencias, así que aunque la dejamos después con los abuelos, fue una pena no poder quedarnos a toda la celebración. Me hacía tanta ilusión esa boda, estar por fin con todos los amigos juntos, que realmente me dio mucha mucha pena. Pero así son las cosas… malditos virus!

Una de las cosas que más me gustaron fue el espíritu handmade y “casolà”  (casero, en castellano) de mucho de lo que hicieron.

Como regalo a los invitados prepararon ellos mismos unos botes de Mermelada de Cerezas, cómo no, de Sant Climent de Llobregat. Nada más y nada menos que 10 kilos!! No quiero ni pensar la de tiempo que tuvieron que estar quitando huesecitos….

Pero la mermelada estaba tan rica que no duró ni tres días en casa así que pensé en hacer yo misma un poco más…

La receta es de Directo al Paladar.

mermeladacerezas_receta

Anuncios

Reiniciando sistemas…

El mes de junio me dejó sin un ápice de energía. Se juntaron muchas cosas a la vez y al final el cuerpo y la mente dijeron basta.

Entre otras cosas, el último virus que pilló la pequeña tortuga ninja, nos pasó factura a toda la familia. La verdad es que cuando ves pasarlo tan mal a tus hijos, y más si son pequeños y aún no entienden del todo las cosas, es muy duro. Y si además, pasas casi 10 días apenas sin dormir y a tope de curro… pues ya ni te cuento.

El saber popular dice que los bebés o comen mal o duermen mal, pero nunca las dos cosas juntas… en mi caso, por “suerte”, la tortuga ninja comió muy mal de bebé con lo que no estamos acostumbrados a no dormir del tirón por las noches. Por eso cuando pasamos una mala noche, como no estamos acostumbrados, al día siguiente nos queremos morir del sueño que tenemos… pero cuando una mala noche se convierte en 10 días…

El saber popular dice que los niños lo pillan todo el primer año de cole o guardería y después ya está, se ponen malos lo justo. Eso espero, porque otro año como este y no sobrevivo al 2014… Hemos estado “malos” desde septiembre del año pasado así que espero por favor, al menos, tener un par de meses de verano tranquilos sin virus pululando a sus anchas por mi casa…

Esto último no lo quiero decir muy alto por si acaso, crucemos los dedos! Ahora que parece que “la crisis” ya ha pasado y ya estamos todos recuperados espero poder seguir compartiendo cosas por aquí como venía haciendo hasta ahora aunque quizás no con tanta asiduidad.

Gracias por seguir ahí!