Relato Breve: TMNT

El día empezó como todos los demás desde los últimos años, más de los que podían siquiera recordar. Allí estaban ellos, de pie, en posición, esperando. Llevaban así desde el día de su nacimiento hacía 25 años. Preparados para la acción. Pero ese día iba a cambiar sus vidas, aunque ellos aún no lo sabían.

Aquellos dos chicos aparecieron haciéndose hueco entre la multitud. Se quedaron mirándoles, frente a ellos, con cara de haber conseguido por fin su objetivo. Los habían encontrado. Leonardo comprendió que su momento había llegado, su espera y la de sus otros tres hermanos había llegado por fin a su fin. Aun así, le fue imposible dejar de mantener la posición de combate. Estaba demasiado tenso. Los demás no entendían aún qué estaba pasando, era la primera vez que los miraban así.

Todos estos años de espera habían agriado aún más el carácter de Rafael. Enfadado con el mundo desde que tuvo uso de razón ese día tampoco estaba por la labor de gustar a nadie. Así que ni siquiera hizo el esfuerzo de comprender y ver en los ojos de aquellos dos chicos recién llegados lo que había estado esperando toda su vida. Su futuro, su misión.

Cuando por fin lo entendieron todos, ya habían salido de la que había sido su casa los últimos años y los llevaban hacía el lugar donde tendrían que cumplir su misión.

Llevaban 25 años esperando y por fin lo iban a hacer. Michelangelo no cabía en sí de gozo. Su alegría y emoción contagió a los demás, menos a Rafael, por supuesto. Donatello y Leonardo empezaron a hacer planes para poder cumplir con su objetivo. No podían fallar, les habían entrenado para ello.

Cuando llegaron al destino los colocaron encima de un pastel. “¿Cómo podía ser? ¿Qué era esa ofensa? “, gritó Rafael. Los dos chicos le dijeron que no se preocupara, que aunque estuviera pringoso su objetivo estaba cerca. Podrían cumplir su misión…

Los gritos de una niña se oyeron en la otra habitación. Parecía contenta pero no podían estar seguros. Nunca habían tenido la oportunidad de estar con un niño. Todos les rehuían. Ninguno se acercaba nunca lo suficiente. Así que los cuatro afinaron el oído para poder decidir si era ella o no la elegida. ¿Podría serlo? Su ansiedad fue aumento hasta que al cabo de unos minutos los dos chicos volvieron a buscarlos. Ya estaba todo dispuesto. El momento había llegado.

El grito de emoción de la niña al verlos los tranquilizó. Sí, era ella. Rafael no podía creerse que fuera una niña. Toda la vida esperando para que el elegido fuera una niña… decepcionante, pensó. Los demás estaban entusiasmados, no les importó tener los pies cubiertos de nata. Estaban allí y eso era lo que importaba. La niña los limpió con cuidado y mimo y enseguida se puso a jugar con ellos. Michelangelo no podía creerlo. Leonardo estaba feliz. Donatello no podía parar de pensar en todo lo que quería enseñarle. Rafael recelaba, su naturaleza no le permitía disfrutar de aquel momento, demasiados años enfadado…

Pero la niña, no los dejó ni un momento en los dos días siguientes. Les presentó a sus nuevos compañeros de habitación y les acomodó en un lugar preferente de su cama. Desde ahí podrían verla dormir y vigilar sus sueños.

Ella estaba preocupada por Rafael, parecía estar siempre enfadado por algún motivo que a ella se le escapaba. Así que lo cogió y le dijo “eres mi favorito, no te preocupes, puedes dejar de estar enfado”. Lo abrazó y le dio un beso. Rafael no pudo reprimir su alegría. Una carcajada salió de su boca y sus hermanos no pudieron contener su emoción. Hacia 25 años que no lo oían reír.

Para celebrarlo, la mamá de la niña compró unas pizzas cual April O’neall para celebrar la llegada de las Tortugas Ninja a su casa. Cuatro tortugas que habían estado esperando 25 años para cumplir su misión… hacer feliz a una niña.

Cobawunga!

::::::

Si has leído hasta aquí… Gracias!!!

Esta historia es un caso “real” ocurrido esta semana santa con los muñequitos que le regalaron a mi hija sus padrinos con La Mona. Me di cuenta de que las tortugas llevaban la fecha de fabricación… 1988… Increíble! ¿Era posible que hubieran estado esperando 25 años a ser compradas por alguien?

Por cierto, enseguida hicieron buenas migas con Hulk … al fin y al cabo también es verde y radiactivo…

tmnt

Este relato está registrado bajo una licencia Creative Commons.
Anuncios

Un pensamiento en “Relato Breve: TMNT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s